Historia

Desde 1958, en que fue fundado para combatir a la epidemia de poliomielitis declarada en el pais, hasta las nuevas demandas del paciente de alta complejidad, el Instituto de Rehabilitación del Lisiado ha ensanchado permanentemente su campo de prestaciones hasta transformarse en paradigma en el proceso de recuperación del potencial o calidad  de vida de las personas que han sido afectadas por las mas diversa patologías, ademas de articular programas de prevención precoz.

Desde aquella época,  nuestro instituto ha evolucionado hacia nuevas metas cada vez mas exigentes  se  fue adaptando otro tipo de patologías de gran complejidad, las que fue absorbiendo a partir de un equipo interdisciplinario y/o multidisciplinario que atiende las alteraciones de las personas dentro de todas las esferas comprometidas: mental o psíquica  motriz, expresiva-comprensiva, de integración familiar, social y laboral.
Es decir, un equipo de trabajo que opera bajo una misma unidad de concepto y bajo un mismo techo, en cada una de las áreas.
El enfoque integrador del proceso de rehabilitación  es otra de las áreas a las que IREL también le presta particular importancia, si se tiene en cuenta el aspecto psicosocial. El ser humano es una unidad viva, indivisible, biopsicoscial, que debe ser vista y atendida en toda su integridad, según una definición de la Organización Mundial de la Salud. Un concepto que en IREL va mas allá del predicado formal, sino que es una actitud comprometida entre los profesionales que integran los diversos grupos de trabajo.

En este sentido, la historia de I.R.E.L. está escrita con certificaciones de prestigio y reconocimiento de la comunidad de Bahía Blanca y la región, y de foros científicos nacionales e internacionales.
Es bien sabido que el núcleo de las funciones de IREL ha sido y es la rehabilitación del discapacitado complejo, aunque también de otras patologías de menor grado. Es decir, de aquellos pacientes que sufren alteraciones en muchas de las esferas que configuran su persona, como consecuencia de afecciones fundamentalmente de orden neurológico. Son los casos de lesiones cerebrovasculares producidas por un ACV (Accidente Cerebro Vascular), y la consiguiente hemiplejía. O los casos tan comunes de la accidentología que dejan la secuela de pariplejías o cuadriplejías.