ALTO ESPIRITU DE CAMARADERIA EN LADESPEDIDA DEL AÑO EN LA MERCEDES

fin de año_2017

Con un fondo de suaves serranías, una añeja arboleda de eucaliptus y cipreses, en contacto pleno con la naturaleza, el avistaje de la fauna y la flora, una pileta para el disfrute de grandes y chicos y un exquisito asado para degustar, resumen las características principales del contexto de una jornada ideal con que se festejó – en la Casa de Campo La Mercedes- la despedida del año que reunió a casi todo el personal de IREL. A ello, debe sumarse la hospitalidad y cordialidad de los anfitriones y el gran espíritu de camaradería que reinó en el evento.

Una grata jornada para el descanso y la recreación que fue apovechada en familia, que al igual que en años anteriores, resultó muy gratificante para todos los que asistieron. Un agradecimiento especial a René Ocampos, que puso a disposición sus equipos personales y material para que la música no faltara.