Cuando la visión compartida se pone en acción, imaginando el futuro.

Es para nosotros un motivo de enorme satisfacción y orgullo, que IREL haya alcanzado la certificación ISO 9001: 2015, en la totalidad de sus servicios.

Un duro esfuerzo de toda la organización, que atravesó todos y cada uno de los sectores del personal profesional,  administrativo, maestranza y mantenimiento que, con un sentido de pertenencia y una visión compartida, que se hizo acción, convirtió en realidad un sueño largamente acariciado.

Una visión compartida es cuando todas las personas tienen un interés común, que es  equitativo y no de nadie en particular.

Es decir, si logramos que nuestra visión personal se transforme en visión general y que no sólo la acepten sino la hagan suya, entonces verdaderamente será una visión compartida. Cuando se logra esto se genera un fuerte vínculo.

Esta conexión lleva de todos los integrantes del equipo,  obtener los mejores resultados.

Este interés común es una fuerza interior en cada persona que genera energía e inspira a una idea que primeramente fue individual se convierta en una general.

Esta visión genera lo que realmente se quiere crear, la dirección que se quiere tomar. La visión compartida es el primer paso para que la gente comience a trabajar en conjunto, alienta a la innovación a pesar de los riesgos que ésta implica.

Un ejemplo cabal de esta visión compartida, es el que ha llegado adelante todo nuestro personal, interpretando e implementando, al lograr la certificación total de las normas ISO 9001, al que expremos nuestro profundo reconocimiento.

 

Comisión Directiva.