DETECCIÓN PRECOZ Y TRATAMIENTO DE LAS SECUELAS POST COVID-19 Servicio especializado de IREL.

En el contexto de la pandemia, hay que considerar que las personas que se han contagiado y no han sucumbido a la enfermedad sufren diferentes secuelas, algunas de ellas poco conocidas y que necesitan el soporte de la medicina especializadaEn este escenario la OMS alertó sobre los síntomas a largo plazo o secuelas que puede dejar el coronavirus en el paciente que lo ha pasado, incluso con síntomas leves.

Son muchas las personas que presentan síntomas neuropsicológicos y/o físicos tras el confinamiento a consecuencia de la pandemia por Covid-19. Muchos de estos síntomas pueden pasar desapercibidos durante un tiempo y manifestarse luego con mayor intensidad como, por ejemplo, a través de problemas de memoria, conducta, estados de ánimo o dificultad para realizar actividades de la vida diaria. 

Frente a esta necesidad, el objetivo de IREL es ayudarles a detectar estos síntomas y secuelas, de forma precoz, para plantear opciones terapéuticas eficaces.

Para ello, ofrecemos una valoración previa y una intervención personalizada orientada a la rehabilitación física, neurológica-motora, cognitiva-conductual, emocional y respiratoria.

Entre las secuelas del coronavirus más frecuentes están los efectos en los pulmones, corazón y cerebro, aunque hay algún que otro síntoma como agotamiento o niebla mental en muchos de los pacientes, de lo que llaman Covid persistente.