Leyes sobre discapacidad

Unos de los principios consagrados en el preámbulo de la Constitución Nacional es el de promover el bienestar general. En este sentido, es deber del Estado  garantizar las necesidades básicas de la población, e implementar medidas con el fin de elevar su calidad de vida.

La persona que padece una discapacidad necesita resolver necesidades específicas: atención médica, tratamientos farmacológicos y terapias de rehabilitación a largo plazo. Así como traslados y plena accesibilidad. Cuando el Estado despliega políticas de acción positiva a su favor, le ganamos terreno a la discriminación y a la falta de igualdad de oportunidades. Por ejemplo, protegiendo el acceso a prestaciones de salud, que deben ser brindadas en tiempo y forma; también eliminando los obstáculos en edificios públicos y privados y medios de transporte con el fin de facilitar el acceso y uso de la persona con discapacidad

Por lo tanto es importante informarse sobre las leyes que consagran derechos, para poder hacerlos valer ante aquellos que pretenden desconocerlas o ignorarlas.

El sistema de protección integral de las personas discapacitadas, está consagrado en la ley 22431, que asegura atención médica,  educación y  seguridad social, así como  concede franquicias y estímulos que permitan en lo posible neutralizar la desventaja.

Está dirigida a toda persona que padezca una alteración funcional permanente o prolongada, física o mental. En estos casos es necesario tramitar el certificado único de discapacidad, que acreditara la misma en los casos en que sea necesario invocarla.

Asimismo contamos con otra ley, la 24901, que instituye un sistema integral de prestaciones a favor de la persona con una discapacidad, obligando a las obras sociales a la cobertura total de los prestaciones enunciadas, y al Estado a través de sus organismos para aquellas personas que no posean obra social ni prepaga.

El aspecto de la accesibilidad de la persona con movilidad reducida, es abordado por la ley 24314, que establece la prioridad de la supresión de barreras físicas en los ámbitos urbanos, arquitectónicos y de transporte  existentes o los que se realicen en el futuro.

Comprender lo que significa la discapacidad y lo que es convivir con ella, es responsabilidad de todos. Del que la padece en primer lugar, pero  también del entorno familiar y de cada persona en particular.

Isabella Cousté

Abogada

Servicio de asesoramiento legal en discapacidad de IREL

legales@irel.org.ar