MURALES DECORATIVOS EN LOS PASILLOS DE IREL.

La monotonía y la decoración, no se llevan nada bien, sobre todo cuando tenemos un pasillo muy largo. Un pasillo desnudo, sin un foco de atención es un pasillo monótono y aburrido.

En IREL existen varios pasillos dentro de estas características, como, por ejemplo, el que une al gimnasio de neurología de adultos y adultos mayores, y otro tramo que llega hasta la piscina.

Al igual, que un trabajo anterior, la  Lic. Pazos Mariana, la Lic. Chindi Melina y el Lic. Juan Racosta, se abocaron a realizar

una decoración que no centre la atención y derive la visión túnel que puede provocar un pasillo largo.

Y usaron el mismo recurso muy llamativo como es el diseño y pintado de un mural, que no sólo desvían la atención sin perjuicio del espacio, sino que, además, son en sí, una pieza decorativa.

Con una temática donde se despliegan símbolos como el sol y el mar, dando color y textura.