Testimonio de una paciente: Maria Leal, un ejemplo de tenacidad

María llegó a IREL hace un tiempo para iniciar su tratamiento de rehabilitación luego de sufrir el síndrome de Guillain Barré. Esta enfermedad es un trastorno neurológico autoinmune en el que el sistema inmunitario del cuerpo ataca a una parte del sistema nervioso periférico, la mielina, que es la capa aislante que recubre los nervios. Cuando esto sucede, los nervios no pueden enviar las señales de forma eficaz; los músculos pierden su capacidad de responder a las órdenes del encéfalo y éste recibe menos señales sensoriales del resto del cuerpo. El resultado es la incapacidad de sentir calor, dolor y otras sensaciones, además de paralizar progresivamente varios músculos del cuerpo.

Cuenta María que ella sufrió una gastroenteritis, y posterior a eso empezó a sentir algunos episodios de parálisis en el brazo izquierdo. Como es enfermera acudió rápidamente al médico. En el Hospital Municipal la atendieron y el luego de varios estudios y de descartar un ACV, llegaron a la conclusión de que era Guillain Barré. A partir de allí quedó internada y tuvo un período de cuidados intensivos. Por ser una persona joven y con muchas ganas de vivir logró salir adelante para pasar a la siguiente instancia: La Rehabilitación. Los médicos le indicaban que el mejor lugar era Fleni, pero María no se hacía la idea irse a BsAs. y alejarse de su familia, y buscando otras opciones descubrió IREL.

Gustavo Sosa, es uno de los licenciados en kinesiología de IREL que interviene en su tratamiento, y explica que María tiene una jornada intensa que incluye diversas actividades como gimnasio, hidroterapia, kinesiología, lo que se conoce como Hospital de Día. El Lic. Sosa destaca que María es una paciente tenaz, hace los ejercicios con dedicación y eso se refleja claramente en su progreso diario.

María con una hermosa sonrisa y muy prolija arreglada para la entrevista agradece la oportunidad que tiene de recuperarse, “cada día levantar un poco más la pierna, cada avance es una satisfacción inmensa. Agradezco el apoyo de toda mi familia y seres queridos, y a todo el personal de IREL. Desde las personas que trabajan en la limpieza, las recepcionistas, administrativos y todos los profesionales porque todo el tiempo están pendientes de que no me falte nada. Además son muy humanos. Yo no conocía IREL, invito a que lo conozcan…. Ojalá que no sea por una situación como la mía. Los invito a acercarse para informarse” sintetizó María con emoción.

010 - copia leal 011 - copia leal 014 leal 016